"A esa angustia tesonera, que te viene arrinconando, que es amarga y desespera vos, dale tango..."

Elena Roger y Escalandrum juntos en el Konex

Antes de grabar un nuevo CD, esta vez sobre María Elena Walsh, vuelven a presentar el exitoso show sobre el creador de “Adiós Nonino”.

Escalandrum
“Pipi” Piazzolla. Baterista y líder del sexteto de jazz Escalandrum, presentará una vez el trabajo “3001 #proyectopiazzolla”. sobre su abuelo, junto con Elena Roger.

Elena Roger y el grupo Escalandrum, agrupación de jazz liderada por Daniel “Pipi” Piazzolla, se presentarán por única vez en el año en el Centro Konex para interpretar las canciones de “3001 #proyectopiazzolla”, el disco conjunto grabado en 2017 con composiciones del famoso abuelo del baterista, Astor Piazzolla.

El sexteto, que se completa con Damián Fogiel, Gustavo Musso, Martín Pantyrer, Nicolás Guerschberg y Mariano Sívori, tocará el 13 de septiembre a las 19 hs. y no faltarán “Balada para un loco”, “Los pájaros perdidos” y “Chiquilín de Bachín”, entre otros. Roger y Escalandrum se preparan para grabar un nuevo disco, esta vez con temas de María Elena Walsh. Dialogamos con Daniel “Pipi” Piazzolla.

Periodista: ¿Cómo surgió la idea de presentar nuevamente “3001 #proyectopiazzolla” ?

“Pipi” Piazzolla: Nos pedían que volviéramos a hacerlo luego de nuestra gira de un año y medio que incluyó la Argentina, pero también Oslo, Barcelona, París, Israel y más. El año pasado, en Buenos Aires, agotamos entradas y ahora será en el patio del Konex, donde podremos hacer un show más grande que lo normal.

P.: ¿Por qué sólo una función?

  •  P.: Como está el contexto queremos ser cautos y hacer un único show, si va bien veremos. Pero no es momento para andar haciendo grandes planificaciones ni arriesgar. Como no tocamos en todo el año creo que con este concierto estará bien, además estamos preparando el nuevo material con música de Maria Elena Walsh, también con Elena Roger, para chicos y con nuestra impronta.

P.: ¿Cómo nació el homenaje a María Elena Walsh?

  •  P.: Fue idea de nuestro manager Horacio Sarria que es fanático de la obra. A nosotros nos encantó la idea y a Elena más que a nadie.

P.: ¿Cuál es el valor agregado de Elena Roger al disco de tango?

  •  P.: El público escucha esta combinación de la música de mi abuelo tocada por nuestro ensamble, que ya no es típico de tango, y Elena Roger suma con su voz, lo que da originalidad a la obra. Estudió muchísimo, se metió dentro del repertorio, averiguó cosas de las letras, el significado. Por ejemplo los temas de Horarcio Ferrer tienen muchas cosas de lunfardo o del futuro que pueden volverse inexplicables.

P.: ¿Cómo es sacar un disco hoy día? ¿Qué valor tiene ese formato?

  •  P.: Un disco lo tenés que sacar porque es un documento de lo que existe. No es lo mismo subir un tema a Spotify, para los músicos, es importante como registro. Con Escalandrum tuvimos la suerte de que nos contratara la discográfica Warner para nuestro último disco, Studio 2, un material instrumental grabado en Abbey Road. Tener una discográfica como esa detrás facilita batante las cosas, es un apoyo muy grande, y también estarán detrás del de Maria Elena Walsh. Son 20 años de carrera, algún día tenía que pasar.

P.: Ganaron ocho premios Gardel, ¿significa algo el premio o se guían por el reconocimiento del público?

  •  P.: Es mejor ganarlo que no ganarlo, es innegable que luego del premio viene más trabajo. Cuando ganamos el Gardel de Oro fuimos el primer grupo de jazz en lograr superar a grupos de rock que sonaban todo el tiempo en la radio y eso me dio la pauta de que eran premios transparentes. Los que votaron lo hicieron por el grupo, que pertenecíamos a un sello más chico. Siempre llegan a Gardel de Oro aquellos que pasan por la radio o son más populares, así que sentí que lo nuestro era un reconocimiento genuino, además, ganarlo le da un recorrido más largo al disco.

P.: En cuanto a los temas de su abuelo, ¿no se cansan de reversionar? ¿Es por placer o mandato?

  •  P.: Siempre es por placer, los músicos de jazz somos bastante de dejarnos llevar por lo que queremos hacer. Es muy lindo tocar la música de Piazzolla, me pongo más como fan que como nieto, pero además de las versiones hacemos también música propia, es un surtido.

P.: ¿Siente que carga con el apellido?

  •  P.: No me pesa el apellido y además me pude preparar fuerte para vivirlo con orgullo y que mi carrera, de a poco, fuera valorada más allá de ser “nieto de”. Empecé a tocar la batería y todo el mundo pretendía que tocara tango. Me gustaba el jazz y no conseguía trabajo por el hecho de ser baterista, y menos en el tango donde la batería es convocada de vez en cuando, a diferencia del jazz o el rock.

P.: Su abuelo le dijo “sé músico, sé pobre pero sé feliz”. ¿Cómo resultó?

  •  P.: Soy feliz y vivo bien, pero trabajo las 24 horas del día para eso.

Fuente: https://www.ambito.com/ – 10 de septiembre de 2019

Cerrar menú