"A esa angustia tesonera, que te viene arrinconando, que es amarga y desespera vos, dale tango..."

“Infernadero, seis piezas para orquesta con piano y gritos olvidados”

María Laura Antonelli estrena su nueva obra sinfónica con piano e intervenciones de electroacústica junto a la Orquesta Nacional de Música Argentina Juan de Dios Filiberto.

Infernadero

“Infernadero, seis piezas para orquesta con piano y gritos olvidados”

Se trata de una obra orquestal, compuesta especialmente por María Laura Antonelli para la formación de la Orquesta Nacional de Música Argentina Juan De Dios Filiberto.

Está integrada por seis piezas para orquesta sinfónica, piano y pequeñas intervenciones de electroacústica. La amplitud de la tímbrica orquestal, los gestos de tango desde el piano y los
bandoneones y, sumado a ello, las sonoridades disparadas en vivo, proponen llevar el discurso musical a lugares inexplorados donde confluyen la búsqueda de una identidad contemporánea con los fantasmas de la música de Buenos Aires en el Siglo XXI. Duración: media hora.

Miércoles 30 de octubre, a las 20:00 hs.
Auditorio Nacional del CCK – Sarmiento 151, CABA
Entrada libre y gratuita

Los tickets se podrán retirar personalmente a partir del jueves 24 de octubre, de 12 hs a 19 hs, hasta dos horas antes del espectáculo, hasta agotar la capacidad de la sala. Se pueden retirar hasta dos entradas por persona. También se pueden reservar online http://www.cck.gob.ar/reservas.

María Laura Antonelli

Palabras de María Laura Antonelli acerca de su nueva obra y el uso de la electroacústica:

“Cuando fui convocada a componer esta obra para La Orquesta Nacional de Música Argentina Juan de dios Filiberto (ONMA), se me ocurrió que sería interesante pensarla como una maquinaria donde se pudieran explayar todos los colores de la instrumentación de la ONMA y no como una textura para acompañar un piano solista.

Me entusiasmó mucho esa idea y además a eso sumarle electroacústica, es decir, más colores que tengan que ver con lo sintético y hasta con lo documental dentro de los discursos sonoros que nos intervienen a diario. El empaste de lo analógico y lo sintético siempre es un desafío para mí y es un lugar donde estoy trabajando para ver qué más se puede hacer entre lo histórico y lo nuevo sin que ninguno de los elementos arrasen con el discurso compositivo sino que convivan en su diversidad de origen.

El piano está musicalmente compuesto como uno de los engranajes fundamentales de esa maquinaria y va de un rol a otro sin quedar fijo como el solista. Me gustó pensar que dialogue con las otras texturas orquestales que propone la obra.  En cuanto a si es Tango o no…Creo que una de las cosas fundamentales del tango fue unir un instrumento alemán como el bandoneón con otros criollos y armar sonoridades típicas.

Creo que para que el Tango no muera eso debe estar en movimiento. La identidad de nuestra música siempre está en construcción y me parece interesante que se pueda hacer un recorrido de las sonoridades sin entrar en las categorías de los géneros. Si no, en todo caso, Infernadero será una música degenerada.”

“La electroacústica en Infernadero abre el juego a más sonoridades. Aparece como los timbres que escuchamos a diario y que integramos sin darnos cuenta. Yo busco explicitarlo disparándolo en vivo desde una computadora como un discurso más que integra la textura compositiva, como un instrumento más de la obra. Me interesó pensar en variables diferentes a las de un instrumento “analógico” como un piano o un violín, sonidos captados de la calle y otros que puedo diseñar y trabajar en una máquina en el estadio de “laboratorio” según lo que me pida el discurso compositivo. Para mí están abiertas las posibilidades tímbricas en tanto la música lo necesite”.

Acerca de María Laura Antonelli

Pianista, compositora y arregladora argentina. Tuvo experiencias como solista académica y pianista de tango en diferentes proyectos en las más importantes salas de Buenos Aires así como en el circuito under, el interior y en Italia, Austria, Holanda, Alemania, Escocia y República Checa. Hizo música para danza contemporánea y cine. Sus composiciones han sido grabadas y editadas en Buenos Aires y el exterior.

Integró proyectos como compositora, improvisadora y arregladora con formaciones desde dúos hasta orquesta típica. Cuenta con dos discos previos de tangos clásicos y el último, Argentígena, piano tango & electroacústica (Acqua Records-2018), netamente instrumental y de composiciones propias, que tuvo excelente recepción del público y la crítica, fue considerado un trabajo «de frontera» por sintetizar elementos del tango, la música contemporánea y el jazz y nominado a los premios Gardel 2019 como Mejor Figura Femenina de Tango del año.

Además es docente en el Conservatorio de la Ciudad A. Piazzolla y Conservatorio Superior M. de Falla, donde en 2019 ganó la coordinación del Taller de Composición.

Cerrar menú